Clausuraron locales en La Boca y Liniers e incautaron celulares robados y notebooks 


La clausura de tres locales telefonía y el decomiso de celulares denunciados como robados, accesorios un inhibidor de señal, notebooks y tablets, fue el resultado de una inspección conjunta de la Policía de la Ciudad y la Agencia Gubernamental de Control (AGC) en los barrios de La Boca y Liniers.

Uno de los procedimientos se llevó a cabo en las últimas horas en un comercio de venta y reparación de teléfonos ubicado en la avenida Regimiento de Patricios al 500, de La Boca, donde oficiales de la División Contravenciones y Faltas contra el Orden Público de la Policía de la Ciudad y agentes de la AGC hallaron un laboratorio para desbloqueo y desarme de teléfonos.

 

El lugar estaba a cargo un hombre de nacionalidad boliviana, de 42 años, y tras la inspección fueron encontrados tres celulares denunciados por robo o hurto ante el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), 266 accesorios con marcas apócrifas, 41 celulares con el IMEI removido, 55 teléfonos sin documentación respaldatoria, 5 notebooks del Plan Sarmiento del Gobierno de la Ciudad, dos tablets del plan +Simple de la Tercera Edad, también del Gobierno porteño,  una caja faraday para inhibir señales de telefonía y GPS, 94 baterías y 73 módulos.

 

Con el informe de los efectivos, el Juzgado Nacional Criminal y Correccional Federal N°5, a cargo de María Eugenia Capuchetti, secretaría de la Dra. Cangino, dispuso el secuestro de los teléfonos con impedimento,  los accesorios apócrifos, las notebooks y tablets y la caja faraday, sin adoptar medidas con el encargado.

 

Por su parte, agentes de la AGC clausuraron el comercio por infracción a la resolución 6009 y por desvirtuación de rubro, además del secuestró de 96 teléfonos sin impedimentos, dos herramientas, las baterías y los módulos.

 

Por otra parte, personal de la misma división llevó adelante en horas de la tarde otros dos procedimientos pero en locales de venta y reparación de celulares y accesorios ubicados en José León Suárez al 100, en el barrio de Liniers, en los cuales se incautaron 31 dispositivos.

 

Uno de los comercios funcionaba bajo la fachada de un cotillón y adentro del mismo los agentes hallaron un laboratorio para el desbloqueo y el desarme de los aparatos, similar al que funcionaba en La Boca.

 

Allí fueron detenidas dos personas de 33 y 35 años, uno de nacionalidad peruana y otro de nacionalidad boliviana, y en total fueron hallados 20 celulares con el IMEI removido y sin documentación respaldatoria. 

 

Además, también se incautaron 144 baterías, 73 carcasas, más de 140 accesorios, herramientas y también dos celulares y una bandeja porta SIM denunciados por robo ante el ENACOM.

En el segundo local, en tanto, fueron hallados 11 celulares sin documentación, motivo por el que también fueron incautados.

 

En ambos casos la Agencia Gubernamental de Control (AGC) clausuró los comercios, mientras que el Juzgado Nacional Criminal y Correccional Federal N°5, a cargo de la Dra. Capuchetti, dispuso el secuestro de los objetos encontrados.