Detienen a un falso médico que atendía un consultorio oftalmológico clandestino en el Barrio 31


La Policía de la Ciudad desbarató en las últimas horas un consultorio oftalmológico sin habilitación en el Barrio 31 y detuvo a un ciudadano peruano que, haciéndose pasar por médico, ejercía la profesión de forma irregular sin tener certificación facultativa.

El procedimiento fue ordenado por el fiscal Mariano Camblong, de la Fiscalía de Flagrancia Este, en un trabajo articulado con la Policía de la Ciudad e integrantes del Consejo Argentino de Oftalmología (CAO) y la Agencia Gubernamental de Control (AGC). 

El allanamiento, que fue encabezado por efectivos de la División Delitos contra la Salud y la Seguridad Personal, se concretó en un consultorio ubicado en la calle Alpaca al 500, en el interior del Barrio 31. 

Ante esta situación, el personal detuvo en el lugar al falso médico por infracción al artículo 208 del Código Penal y secuestró diversos elementos y documentos probatorios de interés para la causa.

El consultorio no contaba con habilitación alguna por parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, motivo por el que también fue clausurado. Incluso al momento de la inspección, en el establecimiento se encontraban cinco personas que estaban esperando ser atendidas, ya que el estafador publicitó sus servicios oftalmológicos con ofertas y promociones a través de redes sociales.

Desde el Consejo Argentino de Oftalmología apuntaron que en ese espacio no se puede desarrollar la actividad si no se cuenta con un facultativo especialista, ya que resultaría sumamente peligroso para la salud visual de las personas.

Asimismo, advirtieron que un mal diagnóstico puede generar graves trastornos a la salud, como enrojecimiento de la visión, mareos, escozor, náuseas, visión doble e incluso lesiones permanentes e irreparables.