23 millones de pesos en varios procedimientos en distintos barrios porteños

 

La Policía de la Ciudad encabezó una serie de inspecciones y allanamientos a locales comerciales del barrio de Belgrano, Recoleta, Balvanera y Liniers, y secuestró más de 15 mil artículos, entre prendas de vestir, accesorios y cosméticos de marcas falsificadas y nocivos para la salud, por un valor de mercado de unos 23 millones de pesos.



El pasado martes, personal de la División Contravenciones y Faltas Contra el Orden Público de la Policía de la Ciudad llevó adelante los procedimientos a locales ubicados en la avenida Cabildo, que contaron con la colaboración del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ), la DGFyC y la Dirección de Protección del Trabajo, a solicitud de la Fiscalía Penal, Contravencional  y de Faltas Número 5, a cargo del doctor Miguel Kessler y ante la Secretaría de la doctora Verónica Salazar, en el marco de una investigación en contra de la comercialización de productos apócrifos.

 

Como resultado de las inspecciones se secuestraron 2.916 elementos, entre ellos indumentaria, anteojos, cosméticos sin habilitación del ANMAT y juguetes, con un valor estimado de 3.000.000 de pesos.

 

El personal de la AGC procedió a la clausura de uno de los locales por falta de elementos de seguridad, ya que tenía cables expuestos y no contaban con el cartel lumínico de salida de emergencia.

 

Al consultar con el magistrado a cargo del caso, se dispuso la notificación de los cinco responsables de los locales por infracción a la Ley de Marcas.

 

Por su parte la ANMAT tomó intervención por el riesgo a la salud de los productos cosméticos y los lentes.

 

Al día siguiente, en horas de la mañana, en una causa iniciada por la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas 35, a cargo de la Dra Celsa Ramírez, personal de la División Contravenciones y Faltas Contra el Orden Público de la Policía de la Ciudad, llevó a cabo siete allanamientos simultáneos en distintos comercios de los barrios de Recoleta, Balvanera y Liniers por infracción al artículo 289 del Código Penal, por falsificación de marcas.

 

Como resultado de los nuevos allanamientos se logró secuestrar 12.625 artículos, entre indumentaria y accesorios apócrifos que llevaban puestas marcas internacionales como Tommy Hilfiger, Calvin Klein y Louis Vuitton, entre otras, valuados en aproximadamente 20.000.000 de pesos.

 

En el interior de los locales se imputó a seis personas, dos de nacionalidad boliviana, un senegalés, un argentino y dos chinos, quienes fueron notificados de la causa por infracción a la ley de Marcas.

 

El Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N°20 Secretaría Única, dispuso el secuestro de la mercadería encontrada, el secuestro de cuatro teléfonos celulares, dos computadoras y dos libros de actas.

 

Uno de los comercios allanados, ubicado en la calle Paso al 300, resultó ser un surtidor de mercadería para personas que se desempañan como  manteros en la zona de Once y el mismo se hallaba clausurado. Por esta razón se labró un acta por la violación de clausura y se reimplantó la faja.

En tanto, los dos locales de Recoleta fueron clausurados por falta de medidas de seguridad.