La Policía de la Ciudad desbarató un local comercial que se dedicaba a desarmar motos y vender sus componentes en el barrio porteño de Barracas, donde además se secuestró una gran cantidad de piezas adulteradas.

El procedimiento fue realizado por la Sección Cuerpo de Investigaciones de la División Investigaciones de Organizaciones Criminales en un local de dos plantas ubicado en la calle Santa Magdalena al 700.

Una vez dentro del inmueble, el personal halló a tres personas con una gran cantidad de autopartes distribuidas en un predio total de 3.000 metros cuadrados, además de herramientas varias y elementos para la adulteración de las piezas.

Todo comenzó por una denuncia de venta de autopartes en el barrio La Carbonilla, la cual derivó en una extensa investigación que permitió determinar que los objetos en cuestión provenían de un depósito ubicado en el barrio de Barracas.

Gracias a las diligencias, se pudo establecer también que en la calle Santa Magdalena al 700 se encontraba un local de venta de repuestos en el que se procedía al desarmado y venta de autopartes de motos, el cual fue allanado y desbaratado.

En la causa intervino la Fiscalía Penal en lo Contravencional y de Faltas Número 5, a cargo del Dr. Miguel Ángel Kessler, y el Juzgado de Primera Instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas N°31.