Advierten sobre el aumento de casos de dengue en las villas de la ciudad


En declaraciones hechas por la Defensora del Pueblo adjunta de la Ciudad, Bárbara Bonelli, advierte que «el 90 por ciento de los casos de dengue en la Ciudad de Buenos Aires son de las comunas donde se concentran la mayoría de las villas porteñas»,  y aseguró que «esto también habla de desigualdad»

Según sus dichos, los  casos se concentran preferentemente en las Comunas 7 (Flores y Parque Chacabuco), 8 (Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo) y 4 (Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya).

Estos barrios «son las más afectados y superan la media de la Ciudad en más del 100 por ciento», detalló Bonelli en un comunicado

Precisó que en lo que va del año se notificaron 6507 casos de dengue de los cuales 4049 fueron confirmados y en la última semana (5 al 11 de abril) se notificaron 580 casos.

«Esto demuestra que la Ciudad tiene un severo problema con el dengue que nos ubica en un escenario de alto riesgo que no recibe la atención que se merece”, aseguró la defensora adjunta.

Bonelli destacó que » el 93 por ciento de los casos confirmados no viajaron a una zona con circulación viral, es decir son autóctonos de mosquitos que nacen en la Ciudad».

«El dengue no distingue Comunas, género ni edades a la hora de atacar, lo hace en toda la Ciudad pero que son en los barrios más vulnerables donde se notificaron el 90 por ciento de los casos».

«Hay semanas como por ejemplo la que transcurrió desde el 29 de marzo al 4 de abril donde se registraron 590 casos este año y en ese mismo período pero en el 2019 los casos registrados sólo habían sido 29. Hay que poner más atención a este problema” advirtió la Defensora Adjunta.

En el mismo sentido, Bonelli admitió que si bien el informe manifiesta que se realizan acciones específicas y coordinadas de fumigación y acciones territoriales de prevención “esto no se soluciona solamente con mayor fumigación que está probado que solo mata al mosquito adulto».

«Se necesita fuertes campañas de descacharreo para evitar la reproducción del mosquito y no hay registro de cantidad de intervenciones ni acciones que permitan corroborar que hay un aumento de estas acciones por parte del GCBA para mitigar a la propagación de la enfermedad en un año donde las cifras crecen exponencialmente”.

Sobre el dengue

Es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad. El contagio solo se produce por la picadura de los mosquitos infectados, nunca de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna. Sin embargo, aunque es poco común las mujeres embarazadas pueden contagiar a sus bebés durante el embarazo.

Los síntomas son:

  • fiebre acompañada de dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones
  • nauseas y vómitos
  • cansancio intenso
  • aparición de manchas en la piel
  • picazón y/o sangrado de nariz y encías

Ante estos síntomas se debe acudir al médico para recibir el tratamiento adecuado.

 

Como no existen vacunas que prevengan el dengue ni medicamentos que lo curen la medida más importante de prevención es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contienen agua tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.
Muchos de los recipientes donde el mosquito se cría no son de utilidad (latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados). Estos recipientes deben ser eliminados.
Si los recipientes no pueden eliminarse porque se usan de modo frecuente debe evitarse que acumulen agua, dándolos vuelta (baldes, palanganas, tambores) o vaciándolos frecuentemente (portamacetas, bebederos).

La aplicación de insecticidas es una medida destinada a eliminar a los mosquitos adultos pero no a los huevos y a las larvas. Su implementación debe ser evaluada por las autoridades sanitarias ya que solo se recomienda en momentos de emergencia, y siempre debe ser acompañada por la eliminación de todos los recipientes que acumulan agua en las casas y espacios públicos.

¡Todos podemos hacer mucho para prevenir el dengue!

  • Eliminando todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).
  • Dando vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).
  • Cambiando el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días. Recordá frotar las paredes de los recipientes con una esponja a fin de desprender los huevos de mosquito que puedan estar adheridos.
  • Rellenando los floreros y portamacetas con arena húmeda.
  • Manteniendo los patios limpios y ordenados y los jardines desmalezados.
  • Limpiando canaletas y desagües de lluvia de los techos.
  • Tapando los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.

También es importante prevenir la picadura del mosquito:

  • Usando siempre repelentes siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del envase.
  • Utilizando ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre.
  • Colocando mosquiteros en puertas y ventanas, y cuando sea posible usar ventiladores o aire acondicionado en la habitaciones.
  • Protegiendo cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras.
  • Utilizando repelentes ambientales como tabletas y espirales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *