Barracas: Nuestro Centro Metropolitano de Diseño


El Centro Metropolitano de Diseño (CMD) está enclavado en el corazón de Barracas, donde originalmente funcionó el Mercado de Pescado, que hoy dedica sus 14.000 metros cuadrados a la promoción de emprendimientos vinculados a las industrias creativas, y es el primer paso en el plan de la actual gestión porteña para erigir la zona como polo de diseño.

A pocos metros de la estación de tren de la ex línea Roca Hipólito Yrigoyen se erige el CMD, un órgano dependiente del Gobierno porteño tendiente a impulsar iniciativas dedicadas al diseño de objetos, de indumentaria, de videos, entre otras variantes.

Entre sus objetivos indica que se dedica a «apoyar y a estimular iniciativas privadas o públicas vinculadas al diseño que se desarrollen en la Ciudad; promover la interacción entre diseñadores, académicos y directores de políticas públicas; colaborar con la internacionalización del sector e incubar –a través de instituciones intermedias– a las de mayor capacidad de crecimiento; y a ayudar a formar una red nacional de organizaciones de diseño».

Allí, los emprendedores del diseño pueden postularse para acceder al beneficio de incubación de proyectos durante un año (prorrogable por uno más) y cuyo concurso se encuentra ávido de recibir solicitudes.

El CMD promueve también la capacitación mediante la realización de conferencias teórico-prácticas. En octubre, por ejemplo, realizó un encuentro de dos jornadas bajo el título “Nuevos escenarios para el diseño”, en el marco del Festival Internacional de Diseño cuyo lema fue «Vení a pensar la ciudad en la que queremos vivir» y que por primera vez fue gratuita. En noviembre, por ejemplo, su agenda prevé el desarrollo de un evento dedicado a la industria de videojuegos.

La actual administración porteña estableció la creación de distritos urbanos que concentren actividades económicas, que en algunos casos ofrecen beneficios impositivos y que motorizan el negocio inmobiliario del lugar. Así sucedió con el Polo Tecnológico en Parque Patricios en 2008 y con el que comienza a desarrollarse en los alrededores de Palermo de cara al sector audiovisual. Barracas es parte de ese plan.

Este plan promete impulsar la zona conservando sus características arquitectónicas, al igual que fue conservada la estructura general del predio donde funciona el CMD aunque reformulado de acuerdo a sus necesidades funcionales. Las fachadas, dicen, están protegidas. Diseño, les sobra.