Clubes de mi barrio: Sportivo Barracas. Su historia


De la Pág. Oficial.– En una memorable asamblea, según relatan los testigos de aquel acontecimiento histórico, realizada el 30 de octubre de 1913 en el Salón de la “Cavour”, nacía el Club Sportivo Barracas.

Las reuniones previas de los vecinos del barrio, se llevaron adelante en el histórico Café de “Campos”, quienes, encabezados por Antonio Albelleyra, decidieron dar origen a nuestra entidad deportiva, social y cultural.

Los testimonios señalan el gran entusiasmo que despertó la decisión de crear un nuevo Club en el barrio. Los jóvenes de la zona, se agruparon a su alrededor para darle el primer impulso con su aliento y apoyo.

La creación de una cancha de pelota paleta, inaugurada el 3 de octubre de 1914, fue una de las primeras decisiones importantes de la comisión directiva de la institución. Con la inauguración, el Sportivo Barracas comenzaba a adquirir relevancia entre los otros clubes de la ciudad.

Sin embargo, el inicio de la práctica deportiva del fútbol fue la decisión que catapultó al Sportivo Barracas a las primeras planas de los medios gráficos y al ingreso efectivo a la historia grande del deporte nacional.

Rápidamente se entablaron gestiones tendientes a fusionarse con el Club Riachuelo, que tenía un campo de juego en las calles Iriarte y Santa Elena y se desempeñaba, en 1913, en la división intermedia del futbol argentino.

Las reuniones fueron exitosas y los socios del antiguo Club se plegaron al flamante Sportivo Barracas.

A través del convenio, y con el nombre de la naciente entidad, se accedió a la afiliación a la Asociación Argentina de Football.

Rápidamente llegarían los éxitos tras el ascenso, en 1916, al círculo privilegiado del fútbol local, luego de vencer por 2 a 0 a Sportivo Buenos Aires.

FUTBOL: ERA AMATEUR

Nuestro equipo de fútbol fue incesante animador de los torneos que se disputaban en la etapa amateur de este deporte.

En 1916, tras consagrarse campeón de su división, ascendió al círculo de los equipos grandes como Boca Juniors, River Plate, Independiente, Racing, San Lorenzo de Almagro y Huracán.

En aquel equipo brillaron Muttoni, Philippe y Rergalli; Cenara Aller, Gerónimo Cumo y Jordán Illan; Sevessi, Fiorito, Pedro Aller, Alberto Sisto y Tomas Inchausti, con su delegado Francisco Basurto.

Confirman el excelente trabajo realizado por autoridades, jugadores y cuerpo técnico, las campañas de 1917 y 1918, sobre 21 y 20 conjuntos, respectivamente, que participaron en los certámenes de la Asociación Argentina, logró clasificarse quinto en ambos torneos.

En la memoria de los habitantes del barrio de Barracas sobresale, como hitos históricos, la obtención de la Copa Competencia Jockey Club, en 1921, tras vencer en el partido final al Club Nueva Chicago por 2 a 1, y el Campeonato de 1932 de la Asociación Argentina de Football. Ambos títulos fueron recientemente reconocidos por la Asociación del Fútbol Argentino, como logros oficiales.

Grandes futbolistas defendieron los colores del Sportivo Barracas, los más recordados fueron los hermanos Felipe Cherro y Roberto Cherro, y Alfredo Di Stefano, nacido en el barrio y reconocido mundialmente como “La Saeta Rubia».

Con la llegada del profesionalismo al fútbol argentino, el Club Sportivo Barracas optó por continuar los campeonatos amateurs permaneciendo en la Asociación Argentina de Football. Luego de elegir participar de la liga amateur, el club perdió muchos socios.

En 1936 se desafilió temporariamente de la Asociación del Fútbol Argentino y regresó en 1967 a la categoría de Primera “D” del fútbol argentino. En la temporada 2003 / 2004 ascendió a la Primera “C”, abandonando la última división desde aquel 1967 cuando se volvió a afiliar a la AFA.

Tras permanecer un año desafiliado, y durante la gestión de la actual Comisión Directiva encabezada por Víctor Santa María, volvió a la competencia oficial en la temporada 2013 / 2014.

DEPORTES

La gran masa de socios acompañaba en gran número al equipo de fútbol y, además, participaba de los distintos deportes que se practicaban en nuestra sede social y el campo de deportes.

Atletismo, natación, pelota paleta, rugby, hurling, tenis, esgrima, tiro al blanco, fueron algunos de los deportes que sumaron gran cantidad de adeptos entre la masa societaria del Club Sportivo Barracas.

El arduo trabajo realizado por entrenadores y deportistas, junto al apoyo brindado por las autoridades de la institución, redundó en el afianzamiento de cada disciplina y la llegada de varios logros en los torneos que se realizaban en el país por aquel entonces.

La historia indica que fue el atletismo, una de las disciplinas que brilló en aquellos tiempos: entre los años 1927 y 1933, los atletas barraquenses acumularon valiosos títulos y batieron infinidad de récords tanto nacionales como sudamericanos.

El de mayor renombre fue, sin dudas, Juan C. Zabala, conocido como el “ñandú criollo” que el 8 de agosto de 1932 ganó la Maratón Olímpica en la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos. Vistiendo los colores «Arrabaleros», Zabala fue campeón nacional de 3000 y 5000 metros en 1929 y 1930, respectivamente.

El natatorio de la sede social, inaugurado un 6 de diciembre de 1925, fue uno de los grandes orgullos del club, siendo el primer profesor de este deporte Vito Dumas, el «navegante solitario» que dio la vuelta al mundo. Allí también se inició Margarita Talamona, futura campeona en la disciplina, y deportista de renombre a nivel nacional e internacional, quién logró batir en la pileta del Club la marca sudamericana en 500 metros estilo pecho.
El juego de pelota paleta tuvo muchos socios adeptos en la institución «arrabalera». A pocos meses del nacimiento de la institución, se inauguró la cancha en la sede social de Iriarte 2056 y comenzaron a conformarse los equipos para participar en los torneos de la disciplina.

En 1927 llegaría el primer título de la mano de Armando Basurto, Oscar Arbó, Atilio Mariani y Manuel Nuñez, quienes ganaron la Copa «La Razón». Éstos últimos, además, fueron los primeros campeones argentinos de la disciplina.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.