Parque Patricios: Un aporte natural para la salud de los vecinos


 

p/LR.- Según las referencias de un reputado médico con tendencias naturistas, vecino de Parque Patricios, el 10 de julio de  1928, el profesor Pierre Delbet, en memorable sesión, hizo en laAcademia de  Medicina de París una comunicación de  considerable importancia y cuya resonancia  sería mundial.  Delbet habló primero de experimentos con  cobayos y luego con ratones, a doce de de los  cuales sometió a un régimen desprovisto de  vitaminas, sabedor que sus integrantes estaban condenados a muerte a breve plazo. A  cinco de los animalitos se les administró  cloruro de magnesio. Los seis primeros vivieron 64 días promedio, pero los magnesiados  lo hicieron 82 días. Delbet concluyó con que  “las sales de magnesio fueron causa de  aquella considerable sobrevida, y que  ejercen felicísima acción sobre el  metabolismo general”. El sabio puntualizaba acerca de los beneficios y aclaraba  que “no el magnesio sin más, ni siquiera toda sus sales, sino solamente ciertas sales halógenas de dicho metal” las  que podían hacer el milagro. Seguidamente, otros médicos detallaron que el magnesio  era eficaz para la evacuación rápida de la  vesícula biliar y de las colecistitis y hepatopatías.  Esta panacea -reduscubierta por la medicina en un principio para el tratamiento de  personas de edad avanzada y de deportistas y luego extendida a todas las edades  como eficaz preventivo-está indicada en  artritismo, astenia, vejez prematura, afecciones de la piel, regularización intestinal y  enfermedades del hígado.  La utilización del magnesio no genera contraindicaciones y la manera más efectiva  de acceder a sus beneficios es a través de la  mezcla del cloruro de magnesio con fluoruro,  ioduro, carbonato, sulfato y fosfato de  magnesio, respectivamente (total magnesiano).  El médico tratante indicará dosis y manera  de utilizar este aporte natural a la salud  humana.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.