Siempre hay buenas noticias en nuestro barrio


MV/LR.-Alguien propuso hace tiempo que se editara un diario constituído solo por buenas noticias. Sí, como lo lee:  de buenas noticias. Y si bien  encontrar una buena noticia  en un mundo donde lo malo y  grís es moneda corriente  equivaldría a una hazaña  para los redactores de las  agencias informativas, hay  que alegrarse: ¡existen las  buenas noticias! Y aunque  parezcan gestos de conformismo, siempre habrá buenas noticias mientras sigan  naciendo niños en el mundo;  mientras crezcan esas briznitas de hierba que con el  tiempo y el amor serán soberbias plantitas; mientras, aunque sea por un día, no se declare ninguna guerra ni guerrilla en ningún lugar del  universo; mientras la codicia  o la corrupción cesen por  unas horas; mientras un niño  se aferre al pecho de su madre para sorber el licor de la  vida; mientras alguien comparta un pedazo de pan; mientras el sol acaricie el rostro  de algún viejo; mientras alguien rece para pedir por  nosotros,habrá buenas noticias que servirán, por lo menos, para sobrellevar las  otras, las que encabezan los  titulares de cada día con sus  cargas de tristeza y de horror. El día que no haya una  buena noticia -una solita-el  mundo no tendrá ya razón de  ser.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.