Pollos orgánicos se comercializan en Parque Patricios


LR.- Constantemente  los vecinos  nos  consultan sobre  distintos  productos pero  en especial, por  los pollos orgánicos.  Parecieran  despertar más  expectativas  que otros  alimentos.  Por eso,  consultamos a  una productora  avícola local para que  nos hable del  tema y despeje  dudas.

Los métodos de cría intensiva implican el uso de medicamentos  que permiten a los animales sobrevivir a las condiciones anormales a las que son sometidos en  el breve lapso que se necesita para llevarlos a la venta.  Se utilizan antibióticos no sólo  prescriptos en su función curativa, sino y fundamentalmente, como estimulantes de crecimiento.  También, se los trata a esos fines  con vitaminas sintéticas, hormonas, anabólicos, pigmentantes  para el color de la piel, etc.  En cuanto a la alimentación, se  utilizan harinas de pescado o algún otro subproducto de origen  animal, y granos que han sido tratados con pesticidas e importantes ingredientes químicos   usados habitualmente para mejorar  el rendimiento de los cultivos.  Todo lo expuesto permite entender que quedan en el alimento ciertos residuos.

VENTAJAS DE LOS POLLOS ORGANICOS.

El fuerte desarrollo de la producción orgánica en nuestro país llevó desde el año 1991, a iniciar  una experiencia con pollos ecológicos u orgánicos. Buscamos,  con este sistema, que los animales crezcan equilibrados para  que sean sanos y fuertes, dependiendo todo ello de la asepsia del  lugar donde viven, y de la calidad de los alimentos que ingieren.

Su producción no afecta el medio ambiente por el uso racional  de los recursos naturales y por  no utilizar sustancias químicas,  u otras de efecto tóxico real o potencial para la salud  humana.

La alimentación se realiza a base  de maíz, soja y pasturas naturales  lo que hace que el sabor de los  pollos orgánicos sea similar “a  los de antes”. Como viven en gallineros y no en jaulas; caminan  mucho y esto hace que su carne  sea más firme que la de los pollos  de criadero. Ese ejercicio hace  que tengan mínimos niveles de  grasa y colesterol.  Lo que generalmente varia es su  color, que parece como más pálido, pero esto se debe a que no ingieren pigmentantes para colorear su piel.

Por otra parte, en la cocción y  presentación en la mesa, se puede observar que son más grandes Y que su merma es menor  ya que no se los congela ni se les  agrega agua cuando se los faena.  Estos pollos permiten una alimentación totalmente natural, libre de hormonas. anabólicos y  antibióticos. Somos conscientes de  los cuidados que necesita el medio ambiente y nos preocupamos, para que los  recursos de la naturaleza no se  agoten y sí se renueven.

El producto no ha sido  concebido para competir comercialmente con los pollos convencionales. Los pollos certificados y con una inscripción bien  clara en su envoltorio, son una  opción para aquellas personas  que buscan mejorar su calidad de  vida por medio de una alimentación más sana y natural.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *