La vicejefa porteña habló de los subtes y los manteros


María Eugenia Vidal, vicejefa de Gobierno porteño,  subrayó ayer que la Ciudad de Buenos Aires se hizo cargo de la red de subterráneos “para que el servicio funcione mejor” y aseguró que para avanzar en ese objetivo se tomarán en cuenta oportunamente las opiniones de usuarios y empleados.
Foto Mariana Sapriza
Señaló que el funcionamiento actual de los subtes “es deficiente” y que ese será tema de negociaciones con la empresa concesionaria luego de que culminen las conversaciones con el Gobierno Nacional para perfeccionar el traspaso del transporte.

“El contrato tiene que ser renegociado y esa es una decisión que la empresa conoce. Ya sabemos que el servicio es deficiente”, puntualizó Vidal en una rueda de prensa al término de la reunión de gabinete semanal que se realizó esta mañana en el Ministerio de Justicia y Seguridad.

La funcionaria sostuvo que el Gobierno porteño mantendrá una línea de diálogo con los empleados del subte, tal como la tiene con los trabajadores de las diferentes áreas dependientes de la Comuna, para avanzar en un servicio más eficiente.

Respecto de la extensión en las líneas A, B y H, dijo que se “se están cumpliendo en el tiempo previsto” y recordó que ayer el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, anunció el inicio de nuevas obras en este último ramal que podrá conectar Nueva Pompeya con Retiro.

Vidal afirmó que se encuentra en estudio la creación de un boleto social para beneficio de algunos sectores, como ocurre con la tarifa del Premetro que no ha sido alcanzada por el incremento general del pasaje.

“Entendemos que un aumento nunca es un hecho simpático, pero la falta de actualización de la tarifa generó que hayamos tomado la decisión de subir el boleto” – señaló – luego que el Gobierno Nacional redujo a la mitad el monto del subsidio que aplica a los subtes.

En cuanto a la venta callejera, Vidal reiteró que el Gobierno porteño sostuvo y sostendrá la posición de no avalar la comercialización de mercadería ilegal “no solamente en la peatonal Florida, sino en toda la Ciudad”.

“La situación ha cambiado y la muestra es que Florida está desocupada respecto de diciembre cuando la venta callejera ilegal generaba competencia desleal”, añadió.
En cambio, reiteró que los funcionarios tienen “un diálogo abierto con los artesanos y vemos la firme intención de lograr una salida para ellos”.