Legislatura: Se debate el dinero que recibirán las Comunas


El debate por el proyecto presupuestario 2012, que comenzó en la Legislatura la última semana, trae aparejada la discusión por el dinero que se debe destinar a cada una de las quince y flamantes comunas porteñas. Fue justamente este tema el que se llevó toda la atención durante la presentación del ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, en la Comisión de Presupuesto, y que dejó entrever que habrá mucha tela para cortar.

Los cuestionamientos surgen desde distintos sectores y en distintos sentidos. Por un lado, existe incertidumbre respecto de qué entidad jurídica le otorga (y le otorgará) el Ejecutivo en su proyecto presupuestario a las comunas y, por otro, ya se hacen escuchar las voces que critican el monto elegido por el macrismo para destinar a los distritos el año que viene.

Sobre el primer punto, fueron varios los legisladores que pidieron explicaciones al ministro Grindetti durante su paso por la Legislatura. “Solo se habla de financiar los sueldos a los comuneros. No se está respetando la ley, ya que las comunas son unidades políticas y no de descentralización, tal como están incluidas hoy día”, fue la crítica del legislador Martín Hourest (Igualdad Social), mientras que Gabriela Alegre (FpV) resaltó que “no se entiende la entidad jurídica que le están dando a las comunas”. En medio de estas dudas planteadas por los diputados, la respuesta del titular de la cartera de Hacienda porteña no colaboró para clarificarlas. Grindetti dijo que “sinceramente” no sabe cómo se incorporará a las comunas como jurisdicción en el presupuesto y describió que se “están evaluando alternativas”. Por esto, pidió que “por favor autoricen” el artículo 23 del proyecto de presupuesto mediante el cual se faculta al Poder Ejecutivo “a efectuar modificaciones y readecuaciones en los presupuestos de las comunas a efectos de agilizar el proceso de descentralización de los servicios y garantizar que las competencias transferidas cuenten con la debida asignación crediticia”. Sumándose al tren opositor, el legislador Rafael Gentili dijo que “Grindetti se sumó al objetivo de bajarles el precio a las comunas” al no incluirlas como jurisdicción independiente en el proyecto oficial, tal como establece la Ley 70.

La Ley establece que el Ejecutivo de la Ciudad podría haber destinado hasta un cinco por ciento del presupuesto total a las comunas. Esto hubiese representado más de 1.500 millones para las quince secciones, y hubiese significado como mínimo 100 millones de pesos para cada una. Sin embargo, el proyecto del Gobierno plantea enviar menos de 75 millones de pesos para todas las comunas, lo que representa un promedio anual aproximado de 5 millones para cada sección, incluidos gastos corrientes y de capital. La diputada María José Lubertino fue una de las que cuestionó que solamente se destinara 22.500 pesos por comuna para inversiones y, ante Grindetti, manifestó que “la suma de 330 mil pesos destinada a gastos de capital de comunas es irrisoria e insólita”. En esa línea también se manifestaron varios juntistas electos. Desde la Comuna 2, la representante del Frente para la Victoria, Gabriela Castillo, expresó su “preocupación” por el proyecto presupuestario macrista, y pidió “más dinero”. Por su parte, el comunero que ingresó por Proyecto Sur, Luciano Umérez, habló de que “es muy poco el dinero y son muchas las cosas por hacer”. “Esto va en línea con la decisión del PRO de vaciar las comunas”, agregó el representante de Fernando Solanas.

“Estamos en proceso de articular la descentralización, los créditos y costos de funcionamiento que ya están en cada uno de los ministerios; y los costos de funcionamiento de cada uno de los servicios serán distribuidos por comuna”, expresó al respecto Grindetti durante su paso por la Legislatura. La respuesta del ministro fue escueta pero deja entrever los pasos que dará el Gobierno de la Ciudad en los próximos meses.

El oficialismo está trabajando en un plan de transferencia de competencias a las comunas que tiene previsto implementar de a poco. Este punto ya se tendría que haber realizado por disposición de la Ley 3.233 pero se retrasó (el legislador Rafael Gentili presentó un amparo judicial en este sentido). La transferencia de competencias será “paulatina” y recién “el año que viene” se podrán ver los frutos.

Esto quiere decir que para 2012 las comunas contarán con poco dinero para invertir y cumplirán una función principalmente de control, relegando su tarea ejecutiva. Así, todo indica que deberán esperar a 2013 para contar con un monto significativo de dinero y con las competencias en su poder para cumplir con su función ejecutora. Además, la mayoría de las tareas que están relacionadas con las funciones exclusivas de las comunas ya fueron licitadas por el Gobierno central y ese dinero no llegará a poder de las comunas. “Todos los trabajos relacionados con las competencias que tiene la comuna según el artículo 10 de la Ley 1.777 ya fueron licitados, por lo tanto, no va a ser necesario licitarlos y no nos van a dar la plata para eso”, reconoció un juntista electo.

El debate por el presupuesto y el traspaso de transferencias se llevarán las discusiones que vienen en torno al proceso de transición hacia las comunas. Quedan para cuando comiencen a funcionar la creación de los reglamentos de funcionamiento de la Juntas Comunales y de los Consejos Consultivos Comunales.