Misceláneas barriales para recordar, meditar , sonreír y reír

 

LR.- CRONICAS DEL PASADO.-.- En el Hospital Presidente Perón,  tuvo lugar un  implante de  células cultivadas en el corazón de un  paciente que había sufrido un infarto previo.  La técníca se denominócardomioplastía celular; data de 1966, y en América, se habia efectuado tambièn en los Estados  Unidos, Brasil y Argentina. La  primera  operación llevada en nuestro pais fue  comandada, el 27 de diciembre de 2001, por  el destacado médico argentino Juan Carlos Chachques, quien fue realizando investigaciones en Francia y gestó un acuerdo conjunto para encarar ese tipo de operaciones  con el Hospital Perón, la Fundación Cardiovascular Integral (FUCAI) y el laboratorio Craveri.  La cardiomioplastía celular se basa en extraer células musculares del propio paciente,  desarrollar un cultivo y, al cabo, cuando se  cuenta con el número suficiente -aproximadamente 200 millones- se las implanta en el  area afectada, que recupera la función no  obstante la necrosis que sufre al producirse  la injuria cardíaca. «  En el caso del paciente operado en dicha ocasiòn, recibió células en 25 puntos cardíacos en  los que se genera la motilidad. El infarto  agudo de miocardio se había registrado dos  años atrás, pero el enfermo, de 59 años, venía  sufriendo las consecuencias del episodio y se  iban limitando sus posibilidades. El post-operatorio se cumplió en los términos que los  médicos esperaban. En cuanto al primer paciente, padecía de una insuficiencia cardíaca  extrema. El  hombre tenia 66 años y su caso fue presentado en el XXIX  Congreso Argentino de Cardiología, donde se expusieron las  ventajas que implican las técnicas de regeneración de tejidos necrosados.-

VENENITOS.- En nuestros alrededores, y a veces sin que  nos demos cuenta, pululan los “venenitos”,  incapaces de comprender y aceptar que al  resto de los mortales, que padecen sus mismas  desdichas, les vaya mejor, simplemente porque  toman cada episodio como una experiencia dignificante. Estos “venenitos” critican a nuestras  espaldas, desenrollan todo tipo de maldades y  nos hacen pelear a unos contra otros. Son oscuros de alma. Pero, haciendo caso al dicho hispano, “las cosas hay que tomarlas como de quien  vienen”. No faltará el “venenito” que, pasados  los años, nos encuentre por la calle y nos sorprenda con un :”¡Aquellos sí que eran tiempos  felices! ¡Lo bien que la pasábamos en la oficina!”

*RECOMENDACIÓN  Una dueña de casa, antes de tomar a su servicio a  una mucama, le pide presentar los certificados de las  casas donde sirvió antes.  -Los he roto-responde la aspirante  -¿Por qué los rompió?  -¡Por lo que decían, señora!

*¡Oh, LA MUJER!  Decididamente, el mundo es de la mujeres.  Cuando un hombre nace, la gente pregunta:  -¿Cómo está la madre?  -Cuando un hombre se casa, la duda es:  -¿Y la mujer, quién es?  Y cuando un hombre se muere la pregunta es:  -¿Cuánto dejó a su viuda?

*SEMEJANZA  -Siempre me acuerdo del cuento del asno que me  contó usted el año pasado.  -¿Tanta gracia le hizo?  -Muchísima; desde entonces no puedo ver un burro  sin acordarme de usted.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *