Día de la Bandera. Homenaje a un prócer emblemático

 

MANUEL-BELGRANONuestra bandera, símbolo nacional, es también parte de la Argentina que llevamos en nuestras raíces, la que hace que al verla se humedezcan los ojos de los que debieron emigrar, la que ilumina los ojos de nuestros niños cada día en que la ven izarse orgullosa y cuando ya un poco más grandes, le juran fidelidad. La misma que asistió a hechos trascendentes de nuestra historia, que acompañó a los patriotas en las luchas de la independencia y que hoy asiste inmutable como nuestro joven país trata de superar los problemas que lo aquejan.

Y no podemos hablar de nuestra bandera sin referirnos a su creador Manuel Belgrano. Un hombre que trasciende su propia biografía para convertirse en un emblema de patriotismo, honestidad y generosidad.

Un hombre que fue fiel a sus convicciones hasta sus últimas consecuencias. Que entregó su corazón a la causa de la libertad que abrazó con pasión. Que después de haber ganado tanta gloria murió en la máxima pobreza y abandono sin ninguna queja. Y que por encima de todo nos mostró a los argentinos un camino a seguir.

Es a nosotros a los que corresponde honrarlo siguiendo su ejemplo.

La bandera izada en Rosario

El 27 de febrero de 1812 Belgrano ofició al gobierno:​

Las banderas de nuestros enemigos son las que hasta ahora hemos usado; pero ya que V.E. ha determinado la escarapela nacional con que nos distinguiremos de ellos y de todas las naciones, me atrevo a decir a V.E. que también se distinguieran aquéllas, y que en estas baterías no se viesen tremolar sino las que V.E. designe. ¡Abajo, Excelentísimo Señor, esas señales exteriores que para nada nos han servido y con las que parece que aún no hemos roto las cadenas de la esclavitud!

Sin esperar respuesta, al día siguiente —27 de febrero de 1812— Belgrano inauguró la batería de artillería que llamó Independencia en la isla del Espinillo —hoy perteneciente a Entre Ríos— a orillas del río Paraná, próxima a la Villa del Rosario, la actual ciudad de Rosario.​ En solemne ceremonia realizada sobre las barrancas que dan al río Paraná, —generalmente se supone que en el sitio en donde se estaba construyendo la batería Libertad​— Belgrano dio a conocer por primera vez la bandera de su creación. La tradición local señala que esa primera bandera fue confeccionada por una vecina de Rosario: María Catalina Echevarría de Vidal, y quien tuvo el honor de izar la enseña fue el civil Cosme Maciel, también vecino de Rosario.

¡Soldados de la Patria! En este punto hemos tenido la gloria de vestir la escarapela nacional que ha designado nuestro Excmo. Gobierno: en aquel, la batería de la Independencia, nuestras armas aumentaran las suyas; juremos vencer a nuestros enemigos interiores y exteriores, y la América del Sur será el templo de la Independencia y de la Libertad. En fe de que así lo juráis, decid conmigo ¡Viva la Patria!
Señor capitán y tropa destinada por la primera vez a la batería Independencia; id, posesionaos de ella, y cumplid el juramento que acabáis de hacer.

MANUEL BELGRANO  (Biografia corta del Prof. Freddy Gómez)

Manuel Belgrano González nació el 3 de junio de 1770, en Buenos Aires, Argentina. Fue hijo de Doménico Belgrano (comerciante acomodado) y María Josefa González. En su niñez estudió en Buenos Aires y en su juventud viajó a España para estudiar Leyes en la Universidad de Salamanca. En 1794, se tituló de abogado y volvió a Buenos Aires para trabajar en el Consulado de Comercio.

 

Cuando estalló la Revolución de Mayo de 1810, Belgrano participó en el derrocamiento del virrey Hidalgo de Cisneros, y fue elegido vocal de la Primera Junta de Gobierno.

Entre 1810 y 1812, encabezó las tropas que lucharon contra los realistas en Paraguay y la Banda Oriental. En febrero de 1812, creó la bandera de Argentina. Luchó  en el Alto Perú, ganando las batallas de Tucumán (24-09-1812) y Salta (20-02-1813). Pero después fue derrotado en las batallas de Vilcapuquio (01-10-1813) y Ayohuma (14-11-1813).

Entre 1814 y 1815, sirvió a su patria como diplomático en Inglaterra. En 1816, promovió la Declaración de Independencia en el Congreso de Tucumán (09-07-1816).

En sus últimos años de vida, Manuel Belgrano combatió en la guerra civil contra los federales, pero a mediados de 1819, cayó enfermo. Falleció de hidropesía, en Buenos Aires, el 20 de junio de 1820

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *