Barracas: Los Bomberos de la Ciudad estuvieron en la Fundación Vitra

 

Aprender jugando y experimentando con los adultos es la mejor manera de aprender. Así lo entiende el personal de la Oficina de Relaciones con la Comunidad de Bomberos de la Ciudad quiencompartió una jornada con los chicos y  responsables de la Fundación Vitra, ubicada en Av. Montes de Oca 110, en el barrio de Barracas.

La Fundación brinda educación y rehabilitación a niños con capacidades psicomotrices diferentes.

Una de las actividades consistió en la presentación de un video institucional, que explicaba en forma didáctica cuáles son los pasos a seguir ante un incendio en la escuela. Asimismo, el personal de Bomberos, junto con los docentes y acompañantes terapéuticos comentaron la importancia de buscar un lugar seguro, llamar al 911 (nunca esperar en un pasillo, ni usar el ascensor), intentar acercarse a una ventana para hacer señas hasta que llegue la ayuda, entre otras recomendaciones.

Los Bomberos capacitaron a los chicos en evacuación.

También, los agentes compartieron con los chicos el juego de Bomberos por un Día. Para ello se diseñó un circuito compuesto de un túnel con humo artificial. Al escuchar una sirena, los pequeños, disfrazados de bomberos, tenían que simular una evacuación ingresando al túnel y tapando su nariz y boca.

Los nenes debían pasar por un recinto invadido de humo

Una vez afuera, los niños encontraban una víctima y, con la ayuda de sus compañeros bomberos, debían realizar la técnica de inmovilización para su posterior traslado a un puesto sanitario.

Más adelante, los pequeños recibían un llamado al 911 solicitando que realicen el salvamento de un gatito, por lo que, trabajando siempre en equipo, debían ayudarlo a descender de la copa de un árbol. Por último, los bomberitos debían acudir al incendio de una vivienda. Una vez allí, provistos de matafuegos (adaptados) y mangas con lanza (adaptadas), extinguieron el proceso.

Terminando el circuito, y con el aplauso de todos por su participación, los nenes recibieron la felicitación de los Bomberos por su actuación destacada, y se les entregó un diploma, nombrándolos como “Bomberos Honoríficos”. También se les obsequió un casco de cotillón como recuerdo.

Finalmente, los chicos pudieron subirse a la autobomba, junto con el personal de laquienes charlaron con ellos, les prestaron sus cascos y les mostraron los materiales que utilizan en su trabajo diario.

De la Fundación Vitra

El 3 de septiembre de 1965 se creó la Fundación Vitra, destinada a la rehabilitación de personas afectadas por la epidemia de la poliomielitis, que dejó severas secuelas motrices y respiratorias a personas de distintas edades, condición económica y social.

Hoy su misión se ve ampliada y la población atendida presenta orígenes diversos y consecuencias como la pluri- discapacidad y otras manifestaciones que obligan a un enfoque no convencional para la atención, educación y capacitación de los jóvenes y niños que concurren a nuestra institución.

Fundación Vitra brinda oportunidades educativas, laborales y sociales a las personas con discapacidad motriz, promoviendo su integración como sujetos activos, económicamente independientes y socialmente participativos.

Su Historia

En el año 1956 nuestro país fue azotado por un epidemia de poliomielitis. Esta enfermedad alcanzó a 6.000 niños de los cuales un significativo número se vio afectado con una cuadriplejía con severo compromiso respiratorio.

Debido a esta difícil circunstancia estos pacientes debían obligatoriamente usar pulmotores, cama oscilante, mónogan y otros aparatos respiratorios para poder vivir y desarrollaban sus actividades en la sala de los hospitales donde subsistían.

El 3 de septiembre de 1965 once distinguidas mujeres a instancia de la doctora Gwendolyn Sheperd, eminente médica fvisitará, confundidora del primer Centro de Rehabilitación Respiratorio en América del Sur, crean la Fundación para Vivienda, Trabajo y Capacitación del Lisiado Grave, VITRA.

Este grupo de voluntarias, sensibles a la realidad que aquejaba a estos niños y jóvenes,observando la falta de una respuesta adecuada, tendiente a mejorar su calidad de vida, invierte todo su esfuerzo en la creación del Hogar Respiratorio, primer centro vocacional para personas con discapacidad severa en América Latina, este proyecto queda concretado en diciembre de 1966, con el traslado de los primeros pacientes del hospital al Hogar.

La Fundación Vitra, tiene como misión, proveer de oportunidades educativas, laborales y sociales a las personas discapacitadas motoras, estimulando su protagonismo, respetando sus tiempos y desarrollando sus destrezas y capacidades, procurando integrar a los mismo como sujetos activos, económicamente independientes y socialmente participativos.

Luego de un período de evaluación del proyecto y desarrollo institucional, en el año 1969 se crea la escuela primaria para asegurar una eficaz salida a la etapa educativa de estos niños y jóvenes, etapa indispensable de capacitación que facilitará una futura inserción social; teniendo en cuenta que es tanto más indispensable cuanto mayor es el grado de desventaja. Para continuar con este objetivo, dando una nueva respuesta en materia de educación, en el año 1970 se pone en marcha la escuela secundaria, a la que concurren no solo los Residentes del Hogar Respiratorio, sino que también asisten alumnos externos con secuelas de poliomielitis, parálisis cerebral, espina bífida, distrofia muscular, medulares, accidentados y otras patologías sin compromiso intelectual.

Estas dos instancias educativas son reconocidas oficialmente por el Ministerio de Educación y Cultura de la Nación, las currículas que se aplican son de modalidad común y egresan del ciclo secundario con el título de Bachiller Nacional, además se apoya la etapa universitaria con profesionales de apoyo y brindando transporte y acompañante.

En el transcurso de los años de trabajo, el número de alumnos fue incrementándose notoriamente, con el agregado de que muchos jóvenes no podían concurrir a las clases por serias dificultades en su movilización y traslado, surgiendo de este modo la necesidad de contar con vehículos para trasladar a los educandos, hoy la Institución cuenta con diez vehículos especialmente adaptados que permiten cumplir con la actividad educativa, laboral y recreativa de todos los concurrentes.

Fuente GBA y Fundación Vitra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *