Recordando: De cuando Vargas LLosa visitó y almorzó en La Boca

 

R.- De nuestro archivo.- Corría el año 2011 y, un día como hoy, Mauricio Macri, en ese entonces jefe de gobierno de la ciudad, dio la bienvenida a Buenos Aires al Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa.

Recordando ese momento, publicamos la crónica del hecho con sus protagonistas, donde Macri sostuvo que “para nuestra Ciudad es un orgullo recibir una vez más al escritor que con su obra prodigiosa contribuyó a engrandecer la cultura latinoamericana y que además es un férreo defensor de la libertad y la democracia en nuestra región”.
Foto: Mónica Martinez
A pocas horas de su arribo a la capital argentina, Macri acompañó al autor de “Conversación en la catedral” durante una visita que el escritor peruano realizó al museo de la Fundación Jorge Luis Borges, en el barrio de Palermo, y luego lo agasajó con un almuerzo en el centro de arte contemporáneo PROA, en La Boca.

“Mario es uno de mis escritores predilectos, lo sigo desde que era muy chico. Con ‘Pantaleón y las visitadoras’ inicié la lectura de su obra y no me asusté cuando leí ‘El pez en el agua’, a pesar de que las cosas que describía ahí sobre el mundo de la política no eran muy distintas de las que vemos en Buenos Aires”, comentó con tono risueño.

Macri aludió de ese modo al libro autobiográfico que Vargas Llosa publicó en 1993 y en el que relata buena parte de las experiencias que vivió cuando incursionó en la vida política peruana.

“A pesar de eso perseveró y con éxito en el mundo de la política”, acotó Vargas Llosa con una sonrisa en referencia a Macri, luego del comentario hecho por el jefe de Gobierno.

Macri estuvo acompañado durante el encuentro por su esposa, Juliana Awada, y por los ministros de Cultura, Hernán Lombardi, y de Desarrollo Económico, Francisco Cabrera.

Vargas Llosa, quien participará esta semana en Buenos Aires del acto inaugural de la 37ª edición de la Feria Internacional del Libro, dijo que sintió “fuerte emoción” al recorrer junto a María Kodama cada rincón del museo de la Fundación Borges.

“María ha reunido aquí objetos, fotografías, libros y manuscritos que nos dan una idea muy nítida de lo que era el mundo de Borges, con toda su erudición, su fantasía, su inventiva, su inmensa riqueza intelectual e imaginativa y su extraordinaria austeridad”, afirmó.

El escritor peruano también manifestó su gratitud a Macri, porque “me ha dado un regalo precioso, que es una foto de cuando visité la biblioteca Miguel Cané” en 2008.

Recordó que Borges había trabajado en esa biblioteca ubicada en el barrio de Boedo cuando era joven y relató que tuvo la oportunidad de conocer la sala en la que cumplía con sus tareas cotidianas.

“Yo no sabía que había fotógrafos allí y el jefe de Gobierno ha tenido la gentileza de regalarme una foto hermosa de esa visita que voy a guardar como un tesoro”, subrayó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *