Homenaje a los caídos y a los veteranos de Malvinas

 

LR.- Día de homenaje, día de patriotas que defendieron nuestra bandera casi sin esperanza de triunfo, pero con un inmenso coraje que se puso de manifiesto en múltiples actos de heroísmo.

Siendo en su mayoría casi unos muchachos, sin preparación alguna para el combate, con equipo insuficiente o inadecuado, sin elementos para desplazarse en una zona tan inhóspita e inclemente, mal alimentados y con armamento deficiente enfrentaron a un poderoso ejército, preparado y equipado con armas y elementos de última generación.

Hicieron la guerra a la que los habían mandado por razones más políticas que reales y sin medir las luctuosas consecuencias, con un profundo espíritu patriótico que mantuvieron aún sabiendo que en la mayoría de los casos no iban a volver a sus hogares con sus familias.

Los que volvieron tampoco fueron recibidos con honores y tuvieron que sufrir la exclusión y la discriminación de un país que estaba obnubilado y desmoralizado.

Pasaron muchos años para llegar al reconocimiento de estos argentinos que fueron enviados a una guerra estéril, en inferioridad de condiciones y que en la mayoría de los casos dejaron regada esa tierra usurpada con su propia sangre.

Recién ahora, después de tantos años muchas familias han podido rezar en la tumba de sus hijos, padres o hermanos.

Fueron tiempos de actos heroicos, de mucho patriotismo y también de mucho dolor.

Dos de abril,  día de reflexión y de justo homenaje a nuestros héroes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *