Instituciones del barrio. Visitamos el Club Miriñaque de Nueva Pompeya

 

.p L/R  Es innegable la función social que cumplen los clubes de barrio en este convulsionado mundo en que vivimos. Afortunadamente, nuestra comuna cuenta en su haber una variada cantidad de opciones al respecto.

Algunos de estos clubes barriales poseen una vasta historia, otros de creación más reciente, ofrecen sus instalaciones para determinados deportes. Lo importante es que todos son conocedores de la función a cumplir y se han adecuado a ella, recuperando su espacio y su importancia

El Club Social y Deportivo Miriñaque, en la calle Lynch 3471  de Nueva Pompeya, fundado en 1933, ha resistido los avatares del tiempo y  superado las distintas crisis económicas por las que transitó a lo largo de su historia, y hoy ofrece una cantidad de variadas actividades además de los consabidos deportes. Actividades y talleres para jugar, divertirse y aprender.

Otras de las actividades que se pueden desarrollar en el club, está el taekwon do, full contact, También talleres de danzas rítmicas, yoga para la tercera edad, taller de artes plásticas, taller de murga, taller de apoyo escolar (en colaboración con el Ministerio de Educación porteño) y cursos de inglés..

Actualmente, el Miriñaque está trabajando a pleno tanto deportiva como socialmente, “movilizados por la realidad social que afecta a nuestro barrio, se nos hizo imperioso replantear nuestro rol social. Para ello, hemos puesto en práctica actividades no sólo deportivas, sino también educativas, culturales y sociales, muchas de ellas gratuitas para los vecinos de bajos recursos”, según el decir de sus dirigentes.

La práctica del Futsal, que con mucho éxito forma parte del “aggiornamiento”. es una de las muestras de este nuevo enfoque del club, lo que dio lugar a la incorporación de muchas familias nuevas – la cantidad de socios hoy asciende a 650 aproximadamente-, donde las mujeres también encontraron su espacio. Un espacio en el que pueden hacer gimnasia aeróbica, localizada, step y aerobox.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *